ARTÍCULO PRIMERO:

El presente Reglamento regula la actividad de los alumnos en todos aquellos aspectos y materias que afecten el desarrollo de las actividades.

ARTÍCULO SEGUNDO:

Los principios que animan la actividad docente y académica, constituyen los criterios de acuerdo a los cuales las autoridades interpretarán el presente Reglamento y tomarán decisiones oportunas en todos aquellos aspectos que no estuvieron específicamente regulados en él.

ARTÍCULO TERCERO:

De conformidad con el artículo precedente se establece que la formación que se ofrece a los alumnos tendrá como principios el respeto a la dignidad de la persona y a su libertad, así como el fomento de la responsabilidad de la persona frente a sí misma y frente a la sociedad.

La enseñanza se orientará por un recto sentido universal del hombre y de la cultura, se esforzará, en consecuencia, por destacar los valores humanos donde quiera que se manifiesten, sin restricciones de ninguna clase, por razón de lengua, raza, credo o nacionalidad.

La actividad docente se llevará a cabo en el ámbito de la libertad, de la que gozarán profesores y alumnos, quienes simultáneamente son responsables de contribuir al logro de los fines y de los objetivos contenidos en el Plan de Estudio establecido.

ARTÍCULO CUARTO:

Se ejercerá de conformidad con los principios antes expresados y, por ende, se respetará el carácter, la cultura y las legítimas preocupaciones e iniciativas de cada profesor, funcionario o alumno, procurando a la vez, que todos comprendan la necesidad de llevar a cabo una tarea solidaria, en la que el bien común tenga preeminencia sobre los intereses particulares de sus integrantes.

ARTÍCULO QUINTO:

Nos reservamos el derecho de admisión de los aspirantes a inscribirse en cualquiera de los programas.

ARTÍCULO SEXTO:

Para ingresar, se requiere:

  1. Poseer los conocimientos y aptitudes indispensables para cursar los estudios correspondientes.
  2. Presentar dentro de los plazos que se fije la documentación que se establezca.
  3. Presentar la solicitud de inscripción.
  4. Cubrir la cuota de inscripción correspondiente.
ARTÍCULO SÉPTIMO:

Los alumnos han de observar las disposiciones y normas que dicten las autoridades. En especial, las autoridades tendrán competencia para determinar lo que se refiere a los puntos que a continuación se mencionan:

  1. Pago de cuota de recuperación.
  2. Horario de clase.
  3. Calendario de exámenes u otras evaluaciones.
  4. Sistema de evaluación.
  5. Actividades culturales.
  6. Normas de disciplina.
  7. Toda otra disposición relativa a actividades docentes y administrativas del alumnado.
ARTÍCULO OCTAVO:

Las Autoridades tomarán en cuenta las proposiciones que los alumnos presenten formalmente, juzgando previamente con ánimo objetivo si tales proposiciones coadyuvan al bien de su programa.

 

– DE LOS EXÁMENES Y CALIFICACIONES –

ARTÍCULO NOVENO:

Para efectos de evaluaciones y en especial, para los efectos de estas disposiciones académicas, se establecen las siguientes equivalencias:

  • De 0.0 a 5.9 la calificación es “NA” (no acreditado)
  • De 6.0 a 7.5 la calificación es “S” (suficiente)
  • De 7.6 a 8.9 la calificación es “B” (bien)
  • De 9.0 a 10.0 la calificación es “MB” (muy bien)
  • La calificación mínima aprobatoria, en cualquiera de los programas es de 6.0 (seis).
  • La calificación mínima aprobatoria para la UNAM es de 8.0 y no haber presentado evaluaciones extemporáneas ni exámenes extraordinarios.
ARTÍCULO DÉCIMO:

Para tener derecho a evaluación ordinaria en cada asignatura, una vez cursada ésta dentro del plan de estudios correspondiente, deberá acumularse un mínimo de 80% de asistencia a clase. Es obligación del alumno firmar la lista de asistencia en cada Clase. La asignatura no presentada en fecha ordinaria se considera como NA.

Los trabajos individuales solicitados deberán ser personales, considerándose la copia de ellos un plagio penalizado con la reprobación del módulo correspondiente.

ARTÍCULO DÉCIMO PRIMERO:

Las disposiciones anteriores representan las bases mínimas de exigencia académica por lo cual la Dirección podrá adoptar o introducir nuevas condiciones de exigencias como exámenes parciales, trabajos de consultoría, siempre y cuando su inclusión se considere conveniente para las necesidades particulares del área en cuestión.

ARTÍCULO DÉCIMO SEGUNDO:

No existe la calidad de alumno exento para los efectos de quedar relevado de la obligación de presentar evaluaciones.

ARTÍCULO DÉCIMO TERCERO:

Los alumnos que no acrediten un módulo podrán presentar el examen extraordinario correspondiente, siempre que se cumpla con los siguientes requisitos:

  1. Solicitud de la evaluación extraordinaria por escrito.
  2. Autorización de la Dirección.
  3. Pago de derechos correspondientes.
ARTÍCULO DÉCIMO CUARTO:

En el caso que el alumno no acredite la asignatura en el examen extraordinario, deberá cursar nuevamente dicho módulo o asignatura cuando éstos sean impartidos en el siguiente curso; y solo hasta este momento estará en posibilidad de recibir el diploma; cubriendo la cuota de recuperación correspondiente.

ARTÍCULO DÉCIMO QUINTO:

Las ausencias deberán ser justificadas oportunamente por escrito, con el fin de que el Consejo Técnico determine su aprobación o rechazo.

 

– DE LOS DERECHOS DE LOS ALUMNOS –

ARTÍCULO DÉCIMO SEXTO:
Los alumnos tendrán los derechos que se desprenden de su posición. Por lo que de manera enunciativa, se expresan a continuación los siguientes derechos:

  1. Asistir a todas las sesiones programadas dentro del plan de estudios, habiendo cubierto con anticipación la cuota de recuperación correspondiente.
  2. Presentar evaluaciones parciales y finales y pedir la revisión de exámenes o trabajos escritos de acuerdo a los procedimientos y un plazo máximo de 30 días después de la entrega de la calificación.
  3. Acudir al coordinador u otras autoridades, para resolver dudas y plantear problemas administrativos o académicos.

 

– DEL COMPORTAMIENTO PERSONAL –

ARTÍCULO DÉCIMO SÉPTIMO:

El desarrollo personal es tan importante como el académico. Por ello, los alumnos deberán observar un comportamiento acorde con los fines establecidos en los primeros artículos de éste Reglamento, respetando los principios de dignidad de la persona en un clima de libertad y plena responsabilidad, tanto con sus maestros, como con sus compañeros de clase.

 

– OTRAS DISPOSICIONES –

ARTÍCULO DÉCIMO OCTAVO:

En el caso de que un alumno decida darse de baja, tendrá que cumplir el requisito de dar el aviso respectivo por escrito a la coordinación.

ARTÍCULO DÉCIMO NOVENO:

En relación al pago de sus cuotas de recuperación los alumnos deberán cubrir su importe dentro de los primeros diez días del mes correspondiente. En caso de no hacer su pago en forma oportuna, el Instituto se verá obligado a cobrar un recargo del 10% mensual. Cuando el atraso sea de más de dos meses el Instituto se verá en la penosa necesidad de prohibir al alumno la entrada al diplomado.

ARTÍCULO VIGÉSIMO:

Toda infracción grave a lo señalado en los artículos anteriores podrá ser causa de suspensión temporal o expulsión definitiva del alumno.

ARTÍCULO VIGÉSIMO PRIMERO:

Las personas que cuentan con algún tipo de subsidio económico por parte del Instituto Mexicano de Tanatología, A.C., deberán mantener un promedio mínimo de 8.0, contar con un mínimo del 80% de asistencias y estar al corriente en sus pagos para conservar su beca.

ARTÍCULO VIGÉSIMO SEGUNDO:

No está permitido grabar ni filmar las clases o conferencias. Ni tampoco asistir a nuestras sesiones en calidad de oyente.

ARTICULO VIGÉSIMO TERCERO:

Queda estrictamente prohibido introducir alimentos y bebidas al aula.

ARTICULO VIGÉSIMO CUARTO:

Es obligatorio mantener el teléfono celular apagado.